2020. Y el baloncesto siguió

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Como siguen las cosas que no tienen mucho sentido, tal vez, y no todo, aún se echa de menos el ruido de los balones en las categorías inferiores de muchas comunidades. No todo ni como antes, desde luego, con los pabellones vacíos, los controles y las medidas anti CoVid, con calendarios extraños. Pero siguió, al menos siguió, y nos ha tenido entretenidos, cumpliendo una de sus funciones primarias durante la desescalada y en este extraño verano en el que el mejor plan posible ha sido ver un partido de la NBA desde esa burbuja de Orlando que parecía el escenario de una cinta de ciencia ficción.

La pandemia y todas sus preguntas

La pandemia ha llegado con un ramillete de preguntas escondido a su espalda. También con un espejo de mano para que nos miremos y valoremos, no tanto el sentido de lo que hacemos, sino los porqués y las motivaciones particulares que nos impulsan a seguir. En ese tiempo de recogimiento algunos comprobaron que podían vivir sin baloncesto y otros, por su parte, lo echaron tanto de menos que no pudieron parar de verse. Verse y charlar de un modo más o menos organizado sobre teoría del entrenamiento, aspectos técnico-tácticos, liderazgo, comunicación…

2020 ha sido el año de las videoconferencias, del sin contacto, del contra cero.

2020 ha sido el año de las videoconferencias, del sin contacto, del contra cero. Del baloncesto sin pase y sin competición, del “menos es nada” y el necesario regreso a los fundamentos. De las planificaciones y programaciones concebidas sin el estrés de la competición o la angustia del calendario. De los partidos aplazados y reubicados, de la flexibilidad como lema y guía de vida para jugadores, entrenadores y sus familias. De “The last dance” y el Jordan más personal y polémico. Del Youth Pro Coach, contra todos los pronósticos, en una sede increíble y con vuestro apoyo fundamental.

26 de enero de 2020, “the day the basketball died”

El 2020 también trajo consigo “the day the basketball died”. Con Bryant, más allá de nuestra particular opinión hacia su juego, murió una parte importante de nuestro deporte, un compañero de salidas nocturnas y tertulias a la entrada del colegio o instituto. Y también nos dejaron personalidades de nuestro deporte como David Stern, Jerry Sloan o John Thompson entre muchos otros. El baloncesto está muy vivo gracias a todos ellos.

En: https://www.theplayerstribune.com/en-us/articles/gerald-henderson-guarding-kobe-bryant
Aún nos cuesta creer que 2020 se pudiera llevar consigo a Kobe Bryant y a su hija

En sus momentos más difíciles, en la pobreza y en la enfermedad, le hemos dado un “SÍ” rotundo al basket

También gracias a quienes apuestan por modelos diferentes, aunque fracasaran, como el de Houston, o triunfaran, como el de Miami, lo importante es atreverse. A bases de toda la vida como Rondo, a jugadores que dominan las capas altas de la atmósfera, como Anthony Davis, a nuevos cincos como Adebayo o a jugadores totales como Lebron James. Todos ellos alimentan el debate de si el triple, de si el base, de si el pívot… De si el basket, en definitiva, al que en los momentos más difíciles, en la pobreza y en la enfermedad, le hemos dicho un “Sí” rotundo e inequívoco.

Post relacionado: Youth ProCoach: nos lo merecíamos

Formación recomendada: Youth ProCoach 100% Online

Descubre más artículos

baloncesto y coronavirus

Ahora o nunca para el mundo del baloncesto

El mundo del baloncesto afronta una de sus mayores crisis y lo hace absurdamente dividido en diferentes asociaciones, federaciones, organizaciones o gremios,

I Congreso de Minibasket. Día 0.

Nada más entrar en la pista central de L´Alqueria, las instalaciones de la cantera del Valencia Basket, bajo el logotipo, el escudo

0Respuestas en "2020. Y el baloncesto siguió"

Deja un mensaje

©  Sport Coach Academy S.L. Todos los derechos reservados. No está permitida la reproducción total ni parcial de este sitio web, su tratamiento informático, la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, u otros métodos, sin el permiso previo y escrito de Sport Coach Academy S.L.