La dirección deportiva: más allá de la intuición

El hombre nada puede aprender, sino en virtud de lo que sabe, afirmaba Aristóteles poniendo de relieve la necesaria interconexión entre los diferentes conocimientos, nodos todos ellos necesarios e imprescindibles de una obra, el individuo, siempre en construcción.

Esta máxima, aplicable a todo tiempo y lugar, cobra aún mayor sentido en el ámbito de la dirección deportiva, un cargo poliédrico y multifunción que durante mucho tiempo, salvo en contadas excepciones, han ejercido deportistas retirados o entrenadores sin formación específica apelando a una suerte de intuición o sabiduría práctica que, si bien parece suficiente en un contexto amateur, ahora, en un mundo cada vez más profesionalizado y competitivo, no lo es.

Igual que todo español lleva dentro un seleccionador de fútbol o baloncesto, en cada uno de 3.473 clubes federados de nuestro país, también en muchos centros escolares de notable arraigo y tradición baloncestística o universidades, existen varios aspirantes a director deportivo, entrenadores que cambiarían los criterios de selección de jugadores, de contratación de técnicos, la política salarial y los mecanismos de comunicación externa e interna. También, por qué no, la identidad de la marca, su ADN, como si estuvieran al frente del equipo de un videojuego.

Pero no, ni el deseo ni la intuición, aun siendo necesarios, son suficientes. Es necesaria además de la experiencia, la capacidad de descripción y análisis; y no hay descripción o análisis sin conocimiento previo, al menos una relación de bases y principios que nos sirvan como guía donde alojar todo eso que nos pasa, propiciando así que la anécdota alcance la categoría de enseñanza o aprendizaje. Existe, por lo tanto, una relación de materias que un buen director deportivo debe controlar, al menos a un determinado nivel, para situarse al frente de un equipo multidisciplinar, diseñar su estrategia y ejercer un liderazgo efectivo que incremente el valor de la marca y haga mejor la vida de los 354.328 jugadores federados y de las decenas de miles de entrenadores que, solo en nuestro país, dependen de su gestión.

El I Máster en Dirección deportiva de Baloncesto de Sport Coach pretende ser ese nexo que amplíe horizontes, profesionalice, diferencie y especialice la labor del Director Deportivo.

El Máster 2018 está lleno. Reserva tu plaza aquí para 2019

Si quieres ver en directo la presentación de la jornada inaugural del I Máster Internacional en Dirección Deportiva en Baloncesto, permanece atento a nuestras RR.SS.

18 marzo, 2019

0 responses on "La dirección deportiva: más allá de la intuición"

Deja un mensaje

©  Sport Coach Academy S.L. Todos los derechos reservados. No está permitida la reproducción total ni parcial de este sitio web, su tratamiento informático, la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, u otros métodos, sin el permiso previo y escrito de Sport Coach Academy S.L.

¡antes de irte!

No te vayas sin suscribirte a la TRIBU y llévate un regalo totalmente GRATIS.

Quiero ser de la Tribu Sport Coach
X