La lesión de la rodilla del corredor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

¿Has sufrido alguna vez alguna lesión de rodilla? ¿Eres de lo que tiene siempre molestias en esa zona que no te impiden dar el máximo rendimiento? En este artículo tratamos da darte las claves y cómo cuidar la lesión de la rodilla del corredor.

Tensor de la Fascia Lata (TFL) o también se le conoce por Cintilla Iliotibial. Pocos músculos tienen dos nombres diferentes, pero este los tiene, solo con esta particularidad nos podemos hacer una idea de que es un músculo un tanto “especial”.

Probablemente un deportista que no sea corredor, o que practique un deporte que no implique correr, no habrá escuchado nunca hablar de este músculo o no sabrá ni donde está; pero un corredor o un deportista que corra (triatlón, trail, decatlón…) casi seguro que sí lo conocerá e incluso que haya sufrido lo que se llama “Rodilla del Corredor o Síndrome de la Cintilla Iliotibial”, que es cuando el TFL se sobrecarga, inflama y lesiona.

Y aunque no es lo más habitual, en otros deportes como fútbol, senderismo, tenis, baloncesto, esquí… también podemos encontrar este tipo de lesión, por lo que tampoco hay que perderla de vista aunque no seamos corredores.

Imagen kabrerix.com

¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DEL TENSOR DE LA FASCIA LATA?

Para los no corredores, primero diremos donde está. Es un músculo que va desde la pelvis hasta la cara lateral de la rodilla llegando a la tibia, por lo que recorre toda la cara externa del muslo. Tiene un vientre muscular pequeño y corto que se encuentra en su parte superior (cercana a la cadera) y el resto es tendón, por lo que su particularidad es tener un tendón muy largo, llegando a ser unos 2/3 de la longitud total del músculo.

mÚSCULO TENSOR DE LA FÁSCIA LATA La lesión de la rodilla del corredor
kenhub.com

Su función no es realizar ningún movimiento en sí mismo, sino estabilizar la cadera y la rodilla mientras realizan su función, principalmente estabilizar la pierna mientras apoyamos el pie en el suelo, ayudando a mantener todo el eje cadera-rodilla-tobillo en su sitio y dando equilibrio.

¿POR QUÉ SE LESIONA Y QUÉ SÍNTOMAS DA?

Al ser un músculo que sirve para estabilizar la pierna (porque realmente su función va desde la pelvis hasta el pie) cuando se lesiona suele ser por sobrecarga, es decir, que le estemos pidiendo más trabajo del que puede hacer. Esto suele ocurrir normalmente en dos situaciones:

LA LESIÓN DE LA RODILLA DEL CORREDOR DE FORMA AGUDA

Cuando realizamos una carrera demasiado larga para la que quizá no hemos entrenado todo lo que deberíamos. Hay veces que encontramos que a lo largo de una carrera de gran volumen de Km (es difícil que esto ocurra durante un 5K o 10K) aparece un dolor de forma súbita en la cara lateral de la rodilla, que va aumentando conforme pasa el tiempo y los Km, llegando a un punto en el que puede incluso “bloquear” el movimiento de la rodilla. Esto ocurre porque si tenemos un TFL sobrecargado y le pedimos un esfuerzo mayor al que somos capaces de realizar (por falta de entrenamiento, de fuerza, etc.), al trabajar en cansancio no estabiliza como debería y el tendón por el roce sobre el cóndilo y el exceso de tensión acaba inflamándose. Es típico verlo en carreras como maratón, ultratrail, ironman, etc.

En estos casos se recomienda tratar esa inflamación (descontracturar el músculo, tratar las fascias, tomar antiinflamatorios si se indica…) y en pocos días esa rodilla en general cuando ha recuperado del esfuerzo vuelve a la normalidad.

Tensor de la fascia lata. La lesión de la rodilla del corredor
reporterosdeserie.com

LA LESIÓN DE LA RODILLA DEL CORREDOR DE FORMA PROGRESIVA

Otras veces ese dolor típico en la cara lateral de la rodilla que impide correr no aparece de forma aguda, sino que se puede ir notando de forma suave durante los entrenamientos aunque no sean largos, siendo un dolor que gradualmente con el paso de los días o semanas va aumentando en intensidad y provocando la incapacidad del corredor. A veces puede que mejore tras empezar a correr y calentar, pero vuelve cuando finalizamos el entrenamiento en las horas posteriores.

Cuando nos encontramos este caso, en el que no podemos achacar el dolor a un sobreesfuerzo claro y agudo, la gran mayoría de las veces el problema suele estar en una debilidad del músculo Glúteo Medio. El glúteo medio es un pequeño músculo que se encuentra en la cara lateral de la cadera y que trabaja en conjunto con el TFL para estabilizar la pelvis durante la carrera. Cuando el glúteo medio falla, el TFL empieza a compensar su acción haciendo una fuerza “extra” que acaba aumentando su tensión y sobrecargándolo, y es cuando aparece el dolor progresivo.

Cuando el glúteo medio falla, el TFL empieza a compensar su acción haciendo una fuerza “extra” 

Dª Mª Ángeles Sánchez

Por eso, el tratamiento ante este tipo de dolor va enfocado a mejorar la fuerza y la funcionalidad del Glúteo Medio, tenemos que poner al deportista a trabajar y el dolor suele resolverse en un alto porcentaje de los casos. Por supuesto, añadiendo trabajo de relajación del TFL la recuperación será más rápida pero en ese caso no será la prioridad. 

Anna Godoy corriendo. La lesión de la rodilla del corredor
https://triatletasenred.sport.es/

CONCLUSIONES SOBRE LA LESIÓN DE LA RODILLA DEL CORREDOR

Como vemos, a veces un mismo dolor puede tener causas muy diferentes. Independientemente de la causa, la Rodilla del Corredor siempre mejorará o podremos prevenir que aparezca incluyendo trabajo de fortalecimiento del glúteo medio y del resto de músculos estabilizadores de la cadera, por lo que es algo que cualquier deportista que realice el gesto de carrera en su deporte debería realizar de forma rutinaria. Prevenir también es curar.

La lesión de la rodilla del corredor. valreal

Referencias bibliográficas

Fredericson M. Iliotibial Band Syndrome in Runners Innovations in Treatment Sports Med 2005; 35 (5): 451-459 

Charles D. A literature review and clinical commentary on the development of iliotibial band syndrome in runners. Int J Sports Phys Ther 2020 May;15(3):460-470.

Pasos Novelo, F. J. (2018). Síndrome de la banda iliotibial. Ortho-tips13(2), 65-72.

Hadeed A, Tapscott DC. Hadeed A, et al. Iliotibial Band Friction Syndrome. StatPearls 2021 Jun 5. Free Books & Documents. Review.

Beals C, Flanigan D. Beals C, et al. A Review of Treatments for Iliotibial Band Syndrome in the Athletic Population. J Sports Med 2013;2013:367169

Sobre la autora

Mª Ángeles Sánchez Heredia para SportCoach

Mª Ángeles Sánchez Heredia es Médico Col. 30/3009388. Fisioterapeuta Col. 1072.

Máster en Medicina Deportiva Aplicada , diplomada en Fisioterapia, Experto Universitario en Nutrición y Alimentación aplicada al Deporte, Experto Universitario en Ecografía Musculo-esquelética, Máster Universitario en Envejecimiento y Especialista en el tratamiento de corredores y lesiones de la carrera a pie.


Post relacionado: Cómo recuperarse más rápido de una lesión muscular

Formación recomendada: Especialista Universitario en Valoración Funcional y Readaptación de Lesiones

Curso de Especialista Universitario en valoración funcional y readaptación de lesiones

Descubre más artículos

Es tiempo de formarse. Elige tu curso y aprende a tu ritmo

0Respuestas en "La lesión de la rodilla del corredor"

Deja un mensaje

©  Sport Coach Academy S.L. Todos los derechos reservados. No está permitida la reproducción total ni parcial de este sitio web, su tratamiento informático, la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, u otros métodos, sin el permiso previo y escrito de Sport Coach Academy S.L.