Modernidad, identidad, diversidad

Tres claves del triunfo de Toronto (¿que cualquier club podría imitar?)

Del Jurásico al tercer milenio, en solo un cuarto de siglo

Que “Raptors” fuera el nombre finalmente elegido para la nueva franquicia tuvo que ver con la popularidad de la primera cinta de Jurassic Park. Sin embargo, aunque estos veinticinco años previos a la consecución del anillo le hayan podido parecer a algunos aficionados canadienses casi una era geológica, lo cierto es que el de Toronto fue uno de los primeros equipos en comprender las nuevas demandas del baloncesto.

Vince Carter fue la imagen del equipo en sus comienzos. En:
https://www.slamonline.com/archives/raptors-wont-pursue-vince-carter-buyout-market/

Sus primeros gestores se esforzaron por transmitir una imagen moderna –¿recuerdan aquella camiseta de tonos morados y tramas notoriamente callejeras?–, un esfuerzo que trasladaron también a la cancha, con la adquisición de jugadores con evidente tirón mediático como Vince Carter, Tracy Mcgrady o Damon Stoudamire. Y comprendieron también, que además de al espectador promedio –hombre de raza blanca entre 35 y 65 años– querían atraer, no solo a los jóvenes, sino también a mujeres y niños, para lo que no dudaron en instaurar precios populares. Por otra parte, un programa se volcó en educar a una ciudad de tradición “hockística” en las reglas y el espíritu del baloncesto mediante una abrumadora presencia en todos los ámbitos de la vida social y cultural de la comunidad. La casa, mejor por los cimientos.

They, the North

Amortizada la escalada de expectación relacionada con su nacimiento, la franquicia de los Raptors atravesaba una grave crisis, también de resultados, a punto de alcanzar su vigésimo aniversario. Sin embargo, de la mano de la agencia Sid Lee, en un proyecto encabezado por la creativa Shannon Hosford, la marca resurgió de sus cenizas allá por 2014.

Hartos de las críticas de jugadores y agentes, que consideraban al equipo de Toronto como una sucursal de la NBA sin la capacidad para competir, desde el exilio canadiense (necesidad de pasaporte, mayores impuestos), en igualdad de condiciones con las grandes marcas de la liga, el lema “We, the North” puso en valor esa posición marginal, aglutinando todas las características de las que sus fans podían sentirse orgullosos: el frío, la diversidad, la “extranjería”. El eslogan encabezó una campaña multiplataforma que enganchó a millones de aficionados en todo el mundo, pues lejos de ser un motivo nacionalista, lo que pretendía era sumar a todos aquellos que en algún momento de sus vidas se sintieron fuera de lugar, excluidos del sentir general, de lo que debe ser; una idea que quedó reforzada con el acuerdo de cooperación con el rapero Drake, una estrella de renombre internacional y gran aceptación entre las minorías.

«Yo soy de aquí, y soy de allá»

Los Raptors han modificado la letra de Facundo Cabral –“no soy de aquí, ni soy de allá– y pueden decir muy alto que son el Norte y mucho más. Empezando por su General Manager y director de operaciones, Masai Ujiri, un nigeriano que creció admirando el juego de Hakeem Olajuwon y a los que, como tantos otros, el baloncesto condujo a un instituto americano, en este caso el Nathan Hale de Seattle. Ujiri, una vez retirado tras años ejerciendo como jornalero del basket, seguiría persiguiendo su sueño trabajando como scout sin salario de los Orlando Magic hasta que, con más de 35 años, fue contratado por los Denver Nuggets como ojeador internacional.

La diversidad es el sello más reconocible de los Raptors campeones. La diversidad y la globalización entendida como un diálogo multidireccional y en igualdad de condiciones, sin supremacías preconcebidas ni autoridades morales repartidas a la carta. La diversidad y también la resilencia y el optimismo, omnipresentes en una carrera salpicada de obstáculos que el General Manager logró sortear gracias a una determinación casi temeraria en lo que supone una metáfora perfecta acerca del camino recorrido por la propia franquicia desde sus inicios. Un optimismo que fluye cuando, en vez de en la defensa de lo propio, vuelcas los esfuerzos en el intercambio y el mestizaje. Será interesante seguir la recepción de los Raptors en la Casa Blanca.

¿Son estas claves (modernidad, identidad, diversidad) aplicables en tu club u organización deportiva?

0 responses on "Modernidad, identidad, diversidad"

Deja un mensaje

©  Sport Coach Academy S.L. Todos los derechos reservados. No está permitida la reproducción total ni parcial de este sitio web, su tratamiento informático, la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, u otros métodos, sin el permiso previo y escrito de Sport Coach Academy S.L.

¡antes de irte!

No te vayas sin suscribirte a la TRIBU y llévate un regalo totalmente GRATIS.

Quiero ser de la Tribu Sport Coach