BUSCANDO RENDIMIENTO A LA NATACIÓN EN TRIATLÓN

La mejora del segmento de nado en triatlón precisa de un conocimiento profundo y una visión integral del entrenamiento. Sólo así conseguiremos verdaderamente nuestras metas. Te esperamos en el I Diploma Experto en Natación para Triatlón acreditado por la UCAM

El ser humano está mejor “diseñado” para andar y correr que para nadar, en cuanto al desplazamiento sin implementos externos se refiere. No tenemos más que comparar los animales más rápidos desplazándose en tierra o en mar y compararlos con los humanos más rápidos en su especialidad. Usain Bolt desplazándose a 45 km/h durante 100 metros o César Cielo a 8.6 km/h en 50 metros a nado, respecto los casi 100 km/h de un pez espada, por poner un ejemplo.

En triatlón debemos nadar, pedalear y correr siempre lo más rápido posible, sea cual sea la distancia. Y, además, de la natación conocemos que es una disciplina eliminatoria: salir a más de 30-45” de nuestros rivales directos en un triatlón de distancia Olímpica supone, casi con mucha certeza, decir adiós a nuestras opciones de llegar en cabeza. Es decir, debemos nadar y rendir al máximo. ¿Y qué es lo que tenemos que hacer para rendir al máximo? Esa pregunta no se responde en 2 párrafos, pero reflexionemos un momento viendo estos gráficos:

Tecnica de cada segmento
Necesidades técnicas, tácticas y fisiológicas responsables del rendimiento general de cada disciplina (Adaptado de Laursen &Buchheit , 2018)

Se puede extraer una conclusión rápida: la natación es, con diferencia, la disciplina donde más influye las habilidades técnicas en el rendimiento. Si a esto le asociamos que para muchos triatletas la natación no es su deporte “natural”, esa importancia técnica se multiplica por dos. No nos engañemos: los triatletas no somos buenos nadadores(si nos comparamos con los nadadores especialistas) y así lo han demostrado numerosos estudios. En resumen, somos menos eficientes y ofrecemos una mayor resistencia, todo ello provocado por cuestiones técnicas.  (Chatard et al., 1995 – 2002. Millet, 2002. Olbrecht, 2011.,Toussaint, 1990. Bottoni et al, 2011).

“A diferencia del ciclismo o la carrera, donde el resultado depende en gran medida del acondicionamiento, el rendimiento en natación es una sutil combinación entre acondicionamiento y habilidad técnica”

Olbrecht, 2011​

El responsable del rendimiento del sector de nado en triatlón no sólo responde a un único factor; por lo tanto, los puntos sobre los que tenemos que actuar como entrenadores y deportistas son muy amplios. No hay otra forma de mejorar el segmento de nado que planteándonos una visión integradora del deporte del triatlón, como del segmento en particular.Viene a colación recordar que la natación es el único sector que se desarrolla sin fatiga previa (esto, junto con sus necesidades técnicas, influye en la necesidad de entrenarla con un sistema neuromuscular lo más “fresco” posible), y que ejerce una clara influencia en el rendimiento, tanto del ciclismo como de la carrera a pie (Bentley et al, 2006- Delextrat et al, 2003. Peeling et al, 2005). Su influencia es mayor de la que podría parecernos.

Rendimiento  integral natación
Visión integral del rendimiento de Natación en Triatlón

Visión integral del rendimiento de natación en Triatlón. Podemos considerar el rendimiento de nado en triatlón como el tratamiento de varios factores entre los que destaca el entrenamiento técnico de crol y sus adaptaciones en aguas abiertas. El entrenamiento táctico (pacing, estudio de corrientes, drafting, giro en boyas, orientación..). La influencia y adaptación al traje de neopreno, entrenamiento preventivo, clave junto con la mejora de la amplitud de movimiento (ADM) que supone un limitante del gesto técnico la mayor parte de los triatletas y al entrenamiento de la fuerza útil, junto con un entrenamiento metabólico que aborde todas las necesidades bionergéticas complejas y específicas de este primer segmento. 

Si quieres tener más datos de este punto regístrate y accede al Curso Triatlón. Experto en el Primer Segmento. Natación y podrás ver GRATIS el primer capítulo donde se explica este esquema integrador de manera más detallada.

El proceso de planificación y entrenamiento se fundamenta en el principio de INDIVIDUALIZACIÓN, en el que, a través de determinadas pruebas de valoración de todas las capacidades, podremos analizar los puntos débiles y fortalezas de nuestro triatleta. Estas valoraciones no sólo incluyen la valoración de los umbrales fisiológicos (con pruebas de campo en piscina de manera accesible), sino pruebas de valoración funcional y calidad de movimiento que nos puede suponer, sin lugar a dudas, un limitante en la ejecución del gesto técnico, algo que también valoraremos, tanto desde un punto de vista cualitativo como cuantitativo, obteniendo así información clara y precisa sobre la que abordar el trabajo técnico en piscina.

Ahora comenzaríamos con el entrenamiento que, al margen de planificaciones, debe incluir un entrenamiento físico/fisiológico, técnico y táctico, además del preventivo (y muchas veces psicológico).  El entrenamiento de la resistencia en triatlón tiene un carácter complejo, en la medida en que necesita, por un lado, un amplio desarrollo del sistema oxidativo a la vez que glucolítico para ser competitivos ya en esa primera boya. Sabemos de varios estudios científicos que nos señalan la relación que existe entre los primeros 200-350 metros de nado con el resultado final del segmento.

0Respuestas en "BUSCANDO RENDIMIENTO A LA NATACIÓN EN TRIATLÓN"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©  Sport Coach Academy S.L. Todos los derechos reservados. No está permitida la reproducción total ni parcial de este sitio web, su tratamiento informático, la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, u otros métodos, sin el permiso previo y escrito de Sport Coach Academy S.L.