Baloncesto y coronavirus: Sin contacto, no sin competición

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Las exigencias derivadas de la CoVid, no siempre las mismas en función de las comunidades autónomas y en atención también a las distintas situaciones epidemiológicas, están obligando a los entrenadores de baloncesto a practicar metodologías diferentes, a renovar su repertorio y a introducir nuevos estímulos en sus entrenamientos, más enfocados ahora en el jugador y menos en el equipo.

Más “cómos”, “porqués” y “paraqués”

Lo hablaba con David Barrio, Chave, Fernando, Javier Martínez y otros entrenadores de la sede de Valladolid del Campus Gigantes al que he asistido la pasada semana. Y lo confirmaba Rafael Gil, entrenador del Basket León: “al jugador le cuesta entender los porqués”. Son buenos ejecutores de lo que se les pide, recuerdan ejercicios y anécdotas, pero no los terminan de contextualizar. A esto no ayuda la ausencia de defensa, de ejercicios con contacto e igualdad numérica, pero debemos insistir.

A la imaginación por la vía de la realidad

Ante las dificultades del entrenador, un jugador mediocre en un alto porcentaje de casos, para reflejar detalles técnicos. Ante las limitaciones para poder reconstruir escenas más o menos adaptadas al baloncesto real o la imposibilidad de observarlas a vista de pájaro. Frente a la carencia de cultura baloncestística heredada en la mayor parte de las ocasiones, pongan un televisor. Sí, un televisor o cualquier otro medio de reproducción audiovisual donde los jugadores puedan ver cómo lo hacen los mejores, quiénes fueron Larry Bird o Steve Nash, en qué momento y por qué cambiaron algunas reglas… Lo comprenderán mejor.

ver baloncesto, aprender baloncesto
Jugadores del Campus Gigantes, sede de Valladolid, observando acciones de los mejores jugadores de baloncesto del mundo

¿Tomar decisiones o reaccionar a estímulos? Ayudar a mirar (y a dónde mirar)

La velocidad a la que se juega el baloncesto actual pone en entredicho el trinomio clásico percepción-decisión-ejecución, al menos en el nivel consciente. “Ayúdame a mirar” le decía Diego a su padre en el cuento de Eduardo Galeano, sentado ante la inmensidad del mar. A mirar y anticipar, dos cuestiones ligadas con la percepción y con el conocimiento del juego, sobre todo cuando a las defensas se les limita la capacidad para improvisar. Pero el jugador tiene que mirar y reconocer, antes de que sucedan, si es posible, situaciones y reacciones defensivas. Y para eso tiene que saber dónde hacerlo. Y casi nunca es hacia el dichoso cono ni hacia ese lugar desconocido que los entrenadores no indican cuando dicen aquello de “levanta la cabeza”.

entrenar la mirada en baloncesto
La importancia de «educar» la mirada del jugador

Baloncesto sin contacto no significa sin competición

La imposibilidad, en muchos casos, de diseñar tareas con igualdad numérica, juegos con contacto real, además de suponer un desafío en la enseñanza de la propiocepción y una faceta importante del desarrollo motor como la absorción de contactos y su utilización para beneficio del jugador, no impide que los chicos compitan mientras entrenan. Ejercicios de tiro, oposiciones condicionadas y situaciones para premiar el riesgo en la toma de decisiones o la mayor velocidad de ejecución deben aparecer en nuestros entrenamientos para incrementar el atractivo de las sesiones y fijar la motivación de los jugadores.

Post relacionado: 5 conclusiones para el entrenador de formación

Formación recomendada: Enroll&Go

Descubre más artículos

INFLUENCERS

Soledad, miedo, respeto, nervios, miradas, preguntas inesperadas, autocontrol, escucha, motivos, excusas,…crisol de elementos que rondan la cabeza del entrenador en el momento

Encontrado en: https://www.lighting-gallery.net/index.php?topic=1062.0

Lo sabes, lo sabemos

I Curso de Entrenador Profesional de Baloncesto Pro Coach Un Curso de Experto certificado por Universidad Internacional Isabel I y que viene

Los Spurs, la mejor opción para este sábado noche

Diario de un encierro. Día XV.

Qué tal, cómo estáis. Por primera vez en nuestras carreras afrontamos una prórroga que durará, al menos, lo mismo que el partido.

0Respuestas en "Baloncesto y coronavirus: Sin contacto, no sin competición"

Deja un mensaje

©  Sport Coach Academy S.L. Todos los derechos reservados. No está permitida la reproducción total ni parcial de este sitio web, su tratamiento informático, la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, u otros métodos, sin el permiso previo y escrito de Sport Coach Academy S.L.